Gestión de Inventario – Evaluación Integral de Habilidades. (EIH)

Con los rápidos cambios que hemos experimentado en nuestra industria, hemos llegado al punto en que las habilidades y el conocimiento de nuestros empleados es una diferencia crítica para desarrollar y mantener nuestras relaciones con nuestros clientes. Los requisitos en la gestión de inventario han cambiado drásticamente desde la llegada de las computadoras para impulsar esta función de trabajo. Además, la tecnología dentro de los sistemas de gestión de distribuidores continúa avanzando a un ritmo rápido con la computación de la nube y los sistemas “inteligentes”, por nombrar solo algunos.

La evaluación integral de las habilidades abarca todos los temas y materiales requeridos en el curso del desempeño de la función de trabajo de gestión o administración de inventario. Al evaluar esta función laboral hemos tomado las clases involucradas en la gestión del negocio de piezas o repuestos y hemos creado un cuestionario de evaluación de habilidades y conocimientos. Hemos tomado las 1.050 preguntas, de la evaluación previa y la evaluación final, de todas las clases ofrecidas. Hemos tomado todas estas preguntas y las hemos resumido a noventa preguntas esenciales. Cada pregunta tiene una respuesta dentro de una opción de selección múltiple.

Los resultados de la EIH, Evaluación Integral de Habilidades, clasifican las habilidades y conocimientos de la persona que se está evaluando, en uno de nuestros cuatro niveles de logro: Desarrollo, Básico, Intermedio y Avanzado.

Estas evaluaciones se pueden utilizar, junto con las verificaciones de antecedentes y entrevistas, para seleccionar a los solicitantes antes de ser contratados. También deben utilizarse en la revisión anual del rendimiento de cada empleado. Incluso se pueden utilizar como información básica relacionada con los sueldos y salarios pagados a los empleados. Finalmente, esta es la génesis de la creación de las habilidades de evaluación integral, la evaluación se ha desarrollado para ser utilizada y crear un programa de desarrollo específico para cada empleado en los equipos comerciales de piezas o repuestos de servicio.